Tras la traza del Niño

Los pescadores peruanos se han dado cuenta con el paso de los siglos de que, en ciertos años durante la época de Navidad, las aguas de la superficie del mar son más cálidas de lo normal. Esta acumulación de agua caliente perturba considerablemente sus actividades; ya que influye en el ecosistema local, provocando una gran disminuciónl de las especies marinas. Además, las catástrofes naturales, sequías, inundaciones, o incluso ciclones tropicales, son otros de los efectos asociados a este fenómeno bautizado como El Niño ("el niño Jesús"). ¿Qué sabemos exactamente de él? ¿Podemos detectarlo antes de que aparezca?

El Niño 1997-1998 ha permitido a los científicos del mundo entero analizar y comprender este fenómeno tan complejo, en el que océano y atmósfera guardan una estrecha relación. La misión de altimetría por satélite Topex/Poseidón es una fuente rica en informacion; pues desde 1992 asegura una vigilancia continua del conjunto de océanos, midiendo con precisión las variaciones de la superficie y de las corrientes oceánicas.

La altimetría por satélite resulta una ayuda indispensable para la detección precoz, para el análisis y el seguimiento de los fenómenos tropicales a gran escala. ¿El objetivo? Detectar lo antes posible la aparición de tales fenómenos climáticos y, sobretodo, prever su desarrollo para anticipar sus impactos y reducir su incidencia. Prosiguiendo con la misión Topex/Poseidón a principios del 2000, la serie Jason asegurará la continuidad mediante medidas homogéneas y de calidad.

Para saber màs :