Seguir la Marea

El viaje del Atlántico Norte en 12h25'

Fase de la principal componente semi-diurna lunar de la marea.(Credits CLS /Legos).

El principal componente semi-diurno de la marea (onda M2), debido a la Luna es, en numerosas regiones, el componente dominante. Se observan regiones de amplificación de la marea donde la diferencia de altura entre una marea baja y una marea alta sucesiva alcanza valores importantes, en particular cerca de las costas del Atlántico Norte. Se observan igualmente regiones de amplitud muy débil, así como puntos cuya diferencia de altura entre bajamar y pleamar es nula, alrededor de los cuales " gira " la marea. El mapa de fase permite darse cuenta de en que sentido, y a que velocidad se propaga la marea, puesto que la fase de la onda pasa de 0° a 360° durante su periodo (12h25' en el caso de M2).

Amplitud de la principal componente semi-diurna lunar de la marea. (Credits CLS /Legos)

No sólo mareas semi-diurnas

Para la mayoría de los que habitan en les orillos del Atlántico, la marea es un fenómeno que se produce dos veces por día. Pero en ciertos estrechos del mundo solo se conocen una marea por día (Golfo de Méjico, Mar de China, Pacifico Norte, Océano Austral...). Otros, más raros, tienen a veces hasta tres, incluso cuatro, mareas en el mismo día.
La descomposición de la marea en ondas sinusoidales revela la existencia de diferentes periodos diurnos y semi-diurnos, por ejemplo 6 horas (onda M4). Según las zonas, algunas de estas ondas se pueden despreciar.

Amplitud de la onda lunar de periodo 6h (onda M4), en las zonas particularmente complejas que están en el Mar del Norte y en la Mancha. Una gran serie de datos altimétricos, con Topex/Poseidón y después Jason-1, debe permitir mejorar sensiblemente su previsión. (Credits KMS).
Comparación entre las mareas semi-diurnas y diurnas en el mundo. Las zonas en azul / violeta corresponden a las mareas diurnas dominantes, mientras que las zonas en amarillo / rojo son semi-diurnas. (Credits CLS /Legos)

Corrientes cambiantes

La marea, al provocar el desplazamiento de las masas de agua, es el origen de las corrientes. Estas corrientes tienen la particularidad de cambiar de intensidad y de sentido al ritmo de las mareas. A veces violentas en los estrechos, su conocimiento y su previsión son importantísimos para la navegación costera, la ayuda a la prevención de las poluciones, la protección del litoral, etc.

Velocidad de las corrientes debidas a la marea semi-diurna lunar en los alrededores de las islas Feroe y Shetland (Norte de Escocia). (Credits CLS / Legos).