Misiones

Las misiones espaciales de altimetría, orbitografía y de localización precisas han revolucionado nuestra visión de la Tierra y de sus océanos. La gran precisión de las misiones altimétricas como Topex/Poseidón y Jason, obtenida gracias al sistema Doris, permite la observación sistemática del nivel de los océanos.

Desde 1986, estas misiones aportan informaciones importantísimas a una comunidad internacional de usuarios. Además de los programas internacionales de estudio de los océanos y del clima a escala global (Woce, WCRP, Clivar, Goos), o los dedicados al estudio del fenómeno El Niño (Toga), aparecen una serie de proyectos de previsión oceánica, como por ejemplo Godae y Mercator. Todos estos programas exigen medidas altimétricas de calidad, y las combinan con otros datos para obtener una visión lo más amplia posible de los mecanismos en juego y para, eventualmente, asimilarlos en los modelos de previsión oceánica o climática. Además, las misiones espaciales de altimetría, oceanografía y de localización precisa participan en la determinación de un sistema internacional de referencia, esencial para la localización precisa de todos los puntos de la superficie terrestre.