El futuro de la altimetría

La historia de la altimetría comenzó en los años 70-80, pero fue Topex/Poseidón (lanzado en 1992), quien mostró la potenciade esta técnica, al proporcionar medidas de la altura del mar con una precisión centimétrica. La serie de los Jason, concebida con instrumentos miniaturizados, toma el relevo para perennizar las medidas. Por otro lado, están previstas (o en estudio) otras misiones para establecer un observatorio permanente de los océanos.

Las primeras exploraciones de los océanos. (Credits Aviso)
Combinación de las medidas de dos altímetros, uno que pasa frecuentemente sobre los mismos puntos (Jason-1, en rojo), pero espaciadamente, y el otro (Envisat, en azul) con una red de medidas más estrecha, pero que sobrevuela cada punto cada 35 días. (Credits CLS).

La observación de los océanos tiene una larga historia, que comienza sin duda con el primer barco que se alzó a la mar. Hoy en día, en solo 10 días, un satélite altimétrico como el Topex/Poseidón recoge más datos sobre la circulación oceánica de los que pudo llegar a recoger un barco en varios siglos. Además, puesto que pasa sobre los mismos puntos cada 10 días, se puede seguir la variación de los océanos en tiempo casi real.

Desde las primeras misiones espaciales que embarcaban un altímetro, la mejora de la precisión de las medidas nos permite ahora observar realmente las variaciones de los océanos. (Credits Aviso).

 

Topex/Poseidón ha permitido, gracias a su gran precisión, observar fenómenos de amplitudes tan pequeñas como un centímetro. Su continuidad es asegurada con la serie de los Jason, pero cada vez se hace más necesario observar más océano y más a menudo. En este aspecto, el dúo Topex/Poseidón - ERS, relevado por el dúo Jason-1 - Envisat, ha abierto nuevas perspectivas, aumentando la frecuencia de las medidas y su cobertura espacial. Las futuras soluciones se basan en varios altímetros en orbita, gracias a los costes reducidos, o bien en nuevos conceptos de instrumentos.