Clima: las corrientes pasan...

 


Los océanos distribuyen el calor y el frío sobre la Tierra... Las corrientes calientan las zonas frías y evacuan el calor de las zonas calidas, repartiendo de esta forma la energía proporcionada por el Sol. Sin embargo, este equilibrio está lejos de ser imperturbable: glaciaciones y calentamientos se suceden a lo largo de los años, variaciones que impactan en el hombre. Estas fluctuaciones se ven reflejadas en los océanos, el nivel de los cuales aumenta o disminuye al ritmo de estos cambios.

Para anticipar los cambios climáticos y sus consecuencias socio-económicas, es indispensable una observación continua y global de los océanos y de sus movimientos. Los satélites ofrecen tal visión, en particular Topex/Poseidón y Jason-1, los cuales, a través de la medida altimétrica del nivel del mar, permiten conocer la circulación oceánica.